Sábado 24 de Febrero de 2018

¿Cómo puede beneficiarnos crear un “club de fumadores”?

La última ley del tabaco, que prohíbe fumar en locales públicos, contempla un lugar en el que sí está permitido. Se trata de los clubes privados de fumadores. Los requisitos legales para contar con un recinto de estas características implican un proceso bastante largo. Algunas empresas, como Legálitas, cuentan con un producto de asesoría que ya vienen contratando locales de ocio, restaurantes y establecimientos similares.

 

Algunos clubes de golf, como el RCG La Herrería, han culminado parte del proceso para contar con un club de fumadores, que es habilitar un espacio acorde con la normativa. Pero hay más requisitos. Según la ley, los clubes de fumadores no son bares, así pues, no se puede ofertar en ellos ningún otro tipo de bien o producto consumible; son locales sin ánimo de lucro y en ellos los socios -y sólo los socios- se pueden reunir para fumar. Además, para poder permitir el tabaco, estos clubes de fumadores:

  • Han de estar constituidos legalmente como tales y sólo se podrá fumar en el interior de su sede social.
  • Han de garantizar que no hay nadie que no sea socio en el interior y, por supuesto, no se permite la entrada de menores.
  • Para que pueda ser considerado club privado de fumadores deberá tratarse de una entidad con personalidad jurídica.

Como se ve, estas condiciones legales obligan a los interesados en crear un club de fumadores a poner en marcha un proceso en cierto modo complejo. De ahí que ciertas empresas hayan diseñado productos de asesoramiento legal que lo facilitan. Es el caso de Legálitas, que ha puesto en marcha un Programa “Club de Fumadores”. “Lo diseñamos pensando en establecimientos de restauración y similares, pero, obviamente, por su filosofía, es un producto muy adecuado para clubes de golf que quieran ofrecer un espacio exclusivo para aquellas personas que fuman”, explica Arturo Delgado, responsable comercial de Legálitas.

La oportunidad de crear un club de fumadores obedece, en efecto, a la necesidad que veamos de satisfacer a un cierto número de socios o clientes que usan nuestras instalaciones. ¿Puede convertirse en un valor añadido de nuestras instalaciones?

Legálitas ofrece dos tipos de programas “Club de Fumadores”: Básico y Avanzado. Ambos comparten algunos servicios básicos, como:

  • Asistencia legal permanente. Está destinada tanto al asesoramiento sobre requisitos para constituir el club de fumadores como para atender consultas derivadas de la propia actividad (p.e. conflictos con empleados)
  • Asesoramiento para la creación del club, incluyendo la visita de un perito arquitecto que habrá de evaluar las condiciones del establecimiento y el presupuesto para adecuarlo a la normativa exigible.
  • El programa básico ofrece orientación para presentar la documentación pertinente y solicitar los permisos para la apertura del club de fumadores. En el programa avanzado, Legálitas se hace cargo de la elaboración de esa documentación y de los trámites.

“Uno de los servicios destacados el Programa Avanzado es que nosotros mismos desarrollamos y ponemos a disposición del cliente una aplicación informática creada para gestionar las suscripciones de los socios en el club de fumadores”, comenta Arturo Delgado. Este último punto reviste importancia, ya que, para formar parte del club de fumadores, debemos contar con socios que se den de alta en él, y esto supone una tarea de gestión de altas y bajas y de cobros.

Para más información, Legálitas: 902 104 230

 

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches

Login Form