S谩bado 20 de Enero de 2018

Un entorno de seguridad para el socio

 C谩maras de v铆deovigilancia聽 y detectores de intrusos son sistemas que podemos instalar en nuestro club para mejorar la seguridad de las instalaciones y evitar esos peque帽os incidentes desagradables que pueden producirse: robos en el interior del recinto o en los almacenes de material de mantenimiento, problemas en el aparcamiento...

La ley obliga a tomar algunas medidas de seguridad en cualquier edificio, como por ejemplo, la instalaci贸n de detectores de incendios. Sin embargo, existen otras medidas no obligatorias pero muy convenientes si queremos que el club sea un lugar seguro de verdad.
Manuel Mart铆nez*, ingeniero de proyecto de Idelogix Security, nos habla de ellas. 鈥淓xisten sistemas de detecci贸n de intrusos y sistema de videovigilancia que son realmente 煤tieles para mejorar la seguridad de las instalaciones鈥. La primera utilidad es la disuasoria: 鈥渃uando alguien sabe que le est谩n grabando es mucho m谩s dif铆cil que se arriesgue a hacer algo que no debe鈥 s贸lo con eso evitamos ya la mayor parte de los problemas. Pero, adem谩s, un buen sistema de seguridad funciona de tal forma que se pueda dar con el autor de un robo, de un golpe a otro coche en el parking, etc茅tera.

Videovigilancia

 Con un sistema de videovigilancia conseguimos, por un lado, la monitorizaci贸n en vivo de lo que est谩 ocurriendo en el club: las im谩genes de las c谩maras se reciben en pantallas desde las que se puede controlar cada estancia o zona. Adem谩s聽esas im谩genes se graban y se puede聽acceder a ellas cuando sea necesario.
El sistema est谩 configurado por los siguiente elementos:

  • C谩maras de videovigilancia en los puntos que se determinen.
  • Un sistema inform谩tico con un disco duro en el que se almacenan las im谩genes y al que se conectan聽uno o m谩s monitores para visualizarlas y uno o m谩s teclados para trabajar con ellas. Este puesto inform谩tico puede ser cualquier ordenador; pero es conveniente que se destine uno espec铆ficamente a esta tarea.
  • Un sistema de comunicaci贸n con red TCP IP, para que desde cualquier punto de la red inform谩tica la persona encargada pueda acceder al disco duro del que acabamos de hablar.

Si queremos instalar un sistema de seguridad...

... Debemos, en primer lugar, encontrar una empresa que pueda cubrir nuestras necesidades. Manuel Mart铆nez aconseja que, a la hora de elegir esa empresa, se tengan en cuenta algunas recomendaciones:

  • La empresa que elijamos debe estar homologada como empresa de seguridad.
  • Es importante tener alguna referencia de los trabajos que ha realizado.
  • Es imprescindible saber expresar nuestras necesidades: explicar bien lo que queremos; pero tambi茅n escuchar y dejarnos aconsejar, porque los t茅cnicos son los que tienen m谩s experiencia.
  • Tener en cuenta la garant铆a de los equipos, la cobertura de esa garant铆a, el coste de mantenimiento y la posibilidad de que nos ofrezcan un servicio de mantenimiento con precio cerrado.


 脡ste 煤ltimo es un tema muy importante. Normalmente los equipos ofrecen una garant铆a de f谩brica de dos a帽os. Pero puede ser conveniente contratar un servicio de mantenimiento que garantice que todo va a funcionar siempre bien. Pongamos un ejemplo: si se estropea alg煤n elemento del sistema, con la garant铆a de f谩brica se llevar谩n el defectuoso, lo reparar谩 y lo volver谩 a colocar; pero durante todo ese tiempo estaremos sin servicio de sustituci贸n. Otro dato a valorar es que muchos clubes deportivos est谩n fuera de las ciudades y el desplazamiento de los t茅cnicos suele ser caro. Por eso, un servicio de mantenimiento con precio cerrado suele ser rentable.
Una vez聽nos hayamos decidido por la empresa que va a atendernos, hay que concretar nuestras necesidades: si queremos vigilar s贸lo el chalet o si el 谩rea va a ser mayor; si se pretende conseguir 煤nicamente un efecto disuasorio o instalar un sistema de seguridad completo...
Conforme a esas necesidades, los t茅cnicos orientan y aconsejan hasta dejar definidas claramente las ideas. A continuaci贸n preparan una oferta t茅cnica y econ贸mica, con la descripci贸n de los equipos, la ubicaci贸n de los elementos, el tiempo en el que se va a realizar, etc茅tera.
鈥淓n lugares extensos, como clubes de golf鈥, explica Manuel Mart铆nez, 鈥渆s fundamental contar con un聽 buen sistema de comunicaciones, de tal forma que todos los elementos est茅n comunicados entre ellos; as铆, se podr谩 acceder聽 a toda la instalaci贸n desde un 煤nico punto. Esta comunicaci贸n se realiza a trav茅s de una red inform谩tica inal谩mbrica de enlaces WiMax鈥.

D贸nde instalar las c谩maras

Cada gerente conoce mejor que nadie su club y sabe d贸nde pueden estar escondidos los problemas. Sin embargo, s铆 hay algunas normas generales: 鈥渓as c谩maras suelen instalarse en los accesos, en el parking, en la tienda si la hubiere o en los puestos de mantenimiento en los que se guarda material鈥, explica Manuel Mart铆nez.
Dependiendo del lugar y de la funci贸n concreta de cada c谩mara habr谩 que elegir diferente tipo de tecnolog铆a: 鈥淪i, por ejemplo, es un lugar que est谩 a oscuras, deberemos instalar una c谩mara con infrarrojos鈥, explica Mart铆nez.
La variedad de c谩maras esmuy amplia:


 - Visibles o invisibles. Las visibles refuerzan el efecto disuasorio y ofrecen una imagen mejor y m谩s real, sencillamente porque son mejores. Las ocultas tienen una electr贸nica peor porque tienen que ser peque帽as y estar camufladas: en relojes, en detectores de incendios... En este caso lo que importa no es tanto la calidad de la imagen sino lo que queremos conseguir. Las c谩maras ocultas se colocan, por ejemplo, cuando se sabe positivamente que alguien est谩 robando en un determinado lugar y no s贸lo se pretende evitar que lo haga, sino pillarle in fraganti.


- Color, blanco y negro o de conmutaci贸n. Habitualmente se instalan estas 煤ltimas: graban en color, pero cuando hay poca luz, pasan a blanco y negro, porque funcionan mejor.


- Fijas o m贸viles. Las fijas apuntan a un lugar fijo (como indica su propio nombre); y las m贸viles pueden girar 180 grados en el sentido vertical y 360 en el horizontal, adem谩s de poseer un potente zoom, con lo que abarcan una ampl铆sima zona. El problema es que debe haber una persona controlando ese movimiento, o asociarlas a dispositivos para que funcionen ante un est铆mulo determinado. 鈥淓n general, suelen ponerse c谩maras fijas, porque es m谩s com煤n que las instalaciones est茅n desatendidas, sin alguien que se dedique a manejar las c谩maras鈥, explica Manuel Mart铆nez. Por otro lado, contin煤a, 鈥渆n el caso de las c谩maras m贸viles, hay que crear m谩scaras de privacidad, porque, de otro modo, se podr铆a incurrir en un delito: estas c谩maras, por su movilidad, pueden 鈥渆ntrar鈥 en 谩reas privadas y eso est谩 prohibido por la ley.聽 Por lo tanto habr铆a que limitar de antemano (oscurecer) aquellos movimientos que lleven a la c谩mara, por ejemplo, hacia las ventanas de los ba帽os o los vestuarios u otras zonas en las que es obligado respetar la privacidad.


- C谩maras con infrarrojos. Los infrarrojos, aunque no son perceptibles al ojo humano, permiten a las c谩maras captar las im谩genes. Por lo tanto, se utilizan cuando es necesario grabar en zonas oscuras.


 - Sistemas de lectura de matr铆culas. En este caso estamos hablando de algo m谩s que una c谩mara: es un sistema completo que se utiliza sobre todo en parkings (centros comerciales, aeropuertos...). La c谩mara enfoca la matr铆cula de los coches que entran en el parking y registra la hora de entrada. Si tiene registradas las matr铆culas de acceso permitido puede autorizar el acceso o denegarlo. Podr铆a utilizarse como sistema de control de entrada a un club deportivo: se abre la barrera s贸lo a los coches cuya matr铆cula est茅 registrada en el sistema. Pero tiene algunos inconvenientes como, por ejemplo, cuando un socio llega al club un coche de sustituci贸n o uno prestado...
鈥淨uienes est茅n interesados en instalar un sistema de este estilo deben tener mucho cuidado, porque s贸lo hay tres o cuatro en el mercado que funcionan bien. El resto no son fiables y cometen muchos errores que pueden provocar m谩s problemas que beneficios鈥.


-聽C谩maras por cable o聽c谩maras inal谩mbricas. Las inal谩mbricas tienen la ventaja de que su instalaci贸n requiere menos obra; pero tienen un problema importante y es que interfieren con las redes inform谩ticas wi fi que suelen estar presentes ya en casi todos los clubes. Por eso es mejor evitarlas o colocarlas s贸lo donde sea estrictamente necesario.

Ajustarse a la Ley de Protecci贸n de Datos

 Las im谩genes grabadas son datos personales y, por tanto, est谩n reguladas por la Ley de Protecci贸n de Datos. La Agencia Espa帽ola de Protecci贸n de datos regula con una Instrucci贸n la captaci贸n y el tratamiento de im谩genes mediante videovigilancia. Se trata de la Instrucci贸n 1/2006, de 8 de noviembre de 2006. Muy en resumen, los requisitos que se deben cumplir para no infringir esta norma son los siguientes:

  • Las im谩genes no se pueden almacenar durante m谩s de un mes.
  • Es necesario avisar de que el recinto est谩 vigilado por c谩maras, colocando carteles en lugares visibles.
  • No se puede grabar a la gente trabajando, ni en lugares donde se vea expuesta la intimidad, como ba帽os, saunas, vestuarios, etc茅tera.
  • Es imprescindible notificarlo a la Agencia de Protecci贸n de Datos, del mismo modo que cuando se crea una base de datos de clientes.

Detectores de intrusos

 Se trata de sistemas que se colocan en las puertas, ventanas y otros lugares por los que聽pueda acceder聽 cualquier intruso y se activan por la noche o en los momentos en los que las instalaciones est谩n cerradas.
El funcionamiento es sencillo: se trata de聽elementos magn茅ticos con aparatos que detectan movimientos y cambio de temperatura. Cuando perciben los dos factores detectan una intrusi贸n y generan una alarma. La alarma se dirige a la central de alarmas del club que, a su vez, la env铆a聽 a una central de alarmas externa. Desde esa central se act煤a dependiendo de los acuerdos que tengan con el club. Pueden, por ejemplo, llamar a las instalaciones para hablar con el vigilante, que conoce una determinada contrase帽a. Si el vigilante confirma que hay una presencia extra帽a聽se llama a la polic铆a; si ha sido una falsa alarma se descarta una actuaci贸n, pero si est谩 siendo amenazado, en lugar de dar su contrase帽a mantiene otro tipo de conversaci贸n y, desde la central de alarmas, se cursa el aviso a la polic铆a.
Es un sistema muy 煤til para instalaciones grandes en las que un vigilante no puede estar presente聽en todos los espacios, o en las que no hay vigilancia.
A la hora de instalarlos es hay que decidir si queremos un sistema que funcione por cableado o un sistema inal谩mbrico. El cableado supone m谩s obra; pero es m谩s fiable y nunca 鈥渟e le acaban las pilas鈥. El inal谩mbrico lleva menos obra, pero tiene聽mayor coste de mantenimiento. 鈥淓n un sistema de instrusismo puede resultar m谩s cara la obra que el material; mientras que en el sistema de videovigilancia ocurre lo contrario鈥.

驴Cu谩nto puede costar?

Pedimos a Manuel Mart铆nez聽una estimaci贸n de lo que puede costar la instalaci贸n de un sistema de seguridad en un club en el que queremos vigilar un chalet social de tama帽o medio y un parking de superficie. Obviamente, el precio depender谩 del nivel de seguridad que queremos establecer y de otros muchos par谩metros, como por ejemplo, instalar un sistema que permita la posibilidad de ampliaci贸n: 鈥淯n sistema puede ser barato para cuatro c谩maras porque no te permite crecer; pero podemos instalar otro, tambi茅n con cuatro c谩maras, con un coste mayor, pero que ofrezca la posibilidad de ampliarlo en el momento en que queramos. En la posibilidad de crecer es importante no s贸lo la capacidad de los videograbadores y de las centrales de alarma, sino tambi茅n del sistema de comunicaciones. Si el cableado es de fibra 贸ptica siempre podr谩 absorber el crecimiento. Los ingenieros dicen que cuando pones fibra 贸ptica creas infraestructura, porque el mismo cable te sirve para soportar varias c谩maras鈥.
Nuestro presupuesto incluir铆a c谩maras en los lugares de acceso y en el parking, y detectores de intrusi贸n en puertas y ventanas:

  1. 6 c谩maras fijas
  2. 30 detectores
  3. 10 contactos magn茅ticos
  4. Equipos de gesti贸n y transmisi贸n
  5. Columnas met谩licas para las c谩maras del parking
  6. 80 metros de zanja para pasar los cables

El precio oscilar铆a entre los 60.000 y los 80.000 euros. En cuanto al tiempo que se tarde en instalar y cu谩nto pueda perturbar a la vida del club depende tambi茅n de algunos factores. En realidad, en una instalaci贸n como la descrita, podr铆a instalarse en el plazo de mes y medio y 鈥渓a molestia es m铆nima, porque el mayor trabajo se lleva a cabo en el exterior de la casa club鈥, explica Manuel Mart铆nez.
Mart铆nez a帽ade que es importante que el club notifique a la empresa instaladora las normas de r茅gimen interno que puedan afectarles. Por ejemplo, en cuanto a la indumentaria (hay zonas en las que no est谩 permitido el paso con bermudas o pantalones cortos...). Y las empresas, a su vez, deber谩n pedir a los instaladores que respeten el ambiente del club y que muestren un comportamiento siempre educado.


驴Puede el socio聽o el聽cliente sentir invadida聽su privacidad?

Es muy importante que los socios entiendan聽que este tipo de instalaciones no se realizan con el fin de espiarles a ellos, sino, muy al contrario, con el prop贸sito de que聽se sientan聽m谩s seguros y confiados en su club. El perfil social de los usuarios de los clubes convierte estos entornos en lugares de gran inter茅s para聽los ladrones. El gerente debe ser precavido y esperar que, en alg煤no momento, vayan a intentar acceder personas poco deseables a intentar forzar un coche o a curiosear entre las taquilllas del vestuario o entre lso art铆culos de la tienda. Un sistema de c谩maras bien estudiado puede detectar esa presencia no deseada o, mejor a煤n,聽animar al ladr贸n potencial a que busque otro lugar donde "trabajar".

Pero el sistema de c谩maras puede ayudar a tambi茅n a resolver incidentes m谩s peque帽os entre socios, como el t铆pico roce decuidado que encuentra el socio en su veh铆culo aparcado y que puede haber quedado grabado en el disco duro de nuestro sistema de seguridad.

En cualquier caso las normas de utilizaci贸n del sistema deben estar bien definidas, y los mecasnismos de renovaci贸n de las im谩genes que establece la Ley de Protecci贸n de Datos se deben seguir alpie de la letra. El objetivo es聽garantizar la tranquilidad de los socios y su disfrute de nuestras instalaciones.


* Manuel Mart铆nez Rivas es Ingeniero de Proyectos de Indelogix, una empresa dedicada a dise帽ar e instalar sistemas integrales de seguridad y que ha trabajado para numerosas empresas, entre ellas, clubes de golf. Uno de sus principales clientes es Expo Zaragoza 2008.


驴Tienes alg煤n comentario sobre este art铆culo? Env铆anoslo a Esta direcci贸n electr贸nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches

Login Form