Viernes 19 de Octubre de 2018

Ahorrando energía

En los últimos tiempos, y por motivos por de sobra conocidos, una idea, recomendación, sugerencia o finalmente, orden, sobrevuela todos los ámbitos de nuestra sociedad: “Ahorra energía!”. La electricidad, el gas o los combustibles son elementos que, sin ser de lujo, están alcanzado unos precios que combinados con la forma de consumirlos hacen que su coste sea motivo de preocupación, principalmente desde el punto de vista económico aunque también por sus repercusiones en el medio ambiente.

Nuestro sector no es ajeno a esta situación y es por ello que todos deberíamos, desde nuestra posición (tanto desde dentro como desde fuera, es decir, jugadores aficionados y profesionales, profesores, socios de clubes, directores y gerentes, greenkeepers, plantilla general, profesionales asociados, comunicadores, etc.) tratar de aportar algo positivo en esta situación. Sencillos gestos como tratar de organizarse para no llegar los cuatro jugadores de un partido en cuatro coches, o no sobrepasar los 110 km/h con el buggie, o bajar la calefacción hasta unos 20-22 grados si advertimos mucho calor en la casa club en invierno, o mantener el aire acondicionado a unos 25 grados en verano, o simplemente cerrar las ventanas que encontremos abiertas y perdiendo calor, son suficientes para generar pequeños ahorros que a la larga significarán algunos cientos o miles de euros no gastados y un cierto volumen de recursos no renovables no consumidos.

La gestión de la energía es una cuestión que se debe abordar desde varios frentes y existen compañías especializadas en este aspecto dentro de nuestra industria. Andrew Staples, presidente de la compañía estadounidense Golf Resource Group, expertos en optimización energética en campos de golf, comenta que del centenar de campos de golf que su compañía auditó en el periodo 2008-2010 en el estado de California surgieron 55 proyectos de ahorro energético, resultando un volumen final de aproximadamente 4.449.000 kWh ahorrados anualmente con un coste de unos 650.000 dólares anuales. Si estas auditorías energéticas se llevaran a cabo en los clubes de golf españoles, obtendríamos unos resultados parecidos?

El próximo día que vayas a tu campo a jugar, a dar unas bolas o simplemente a estar un rato con tus amigos intenta ver el entorno con otros ojos, seguro que encuentras al menos una forma de no desperdiciar energía y contribuir directa o indirectamente a este ahorro económico y beneficio ambiental.

 

Alejandro Rodríguez Nagy
Consultor Golf Sostenible
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches

Login Form