Domingo 21 de Octubre de 2018
CMS Consulting
BannerBlogPalabras

El proyecto BioGolf hace balance tras un año de vida

avancesbiogolfEste mes se cumple un año de la presentación oficial del proyecto BioGolf, una iniciativa de la Comunidad de Madrid para potenciar la capacidad de los campos para albergar biodiversidad.  Los expertos en ecología involucrados en el programa califican a los clubes que forman parte del proyecto piloto como “ecosistemas saludables”.

(Foto cedida por el Real Club de Golf La Herrería)

 

El Club de Golf Aranjuez, Lomas-Bosque, RCG La Herrería y Centro Nacional de Golf han sido los cuatro primeros campos en los que se ha puesto en práctica la iniciativa BioGolf.

El trabajo del biólogo José María Traverso, presentado en las IV Jornadas de Golf y Medioambiente, ha tenido tres vertientes: el inventariado de especies que habitan en cada uno de estos campos de golf, la instalación de elementos que potencian la cría de animales (cajas nido, comederos, refugios para fauna...) y las acciones de educación ambiental, consistentes principalmente en la celebración de jornadas de anillamiento científico y suelta de aves silvestres.

Una de las principales conclusiones de Traverso, según afirmó en las jornadas, fue el hallazgo de especies sensibles cuya presencia en un entorno determinado habla de forma muy positiva de su equilibrio medioambiental. “Nos hemos llevado una grata sorpresa al encontrar un gran número de reptiles en todos los campos de golf en los que hemos hecho inventario. Y son uno de los mejores indicadores del estado saludable de un ecosistema”, explicó.

Hasta once especies distintas de reptiles habitan en estos cuatro campos, desde las más comunes presentes en la mayoría de los campos (lagartija colilarga, culebra bastarda y culebra viperina) hasta la más rara, como el galápago leproso encontrado en Lomas-Bosque y el CNG.

Uno de los animales más difíciles de encontrar en los campos de golf adheridos a este estudio son los anfibios, ya que habitan sólo en ecosistemas muy específicos. Aun así, en el inventario elaborado por Traverso se encontraron cinco especies: rana verde, rana de San Antonio, sapo espuelas, sapo corredor y gallipato. Traverso destacó el caso concreto de la rana de San Antonio, presente únicamente en el RCG La Herrería, lo que, según él, fue una grata sorpresa. “Se trata de una especie de difícil asentamiento que ha encontrado en el recorrido del club escurialense un hábitat idóneo, ayudado en gran parte por la política medioambiental de este club, que rehizo un plan de reforma en una zona de su recorrido donde se encontraron ejemplares con el fin de preservar su entorno”.

Los más numerosos

 

Las especies más numerosas halladas en los cuatro campos fueron las aves. En Lomas-Bosque se inventariaron hasta 93 especies, 88 en La Herrería, 85 en Golf Aranjuez y 58 en el CNG. Aquí, como en otros aspectos, la ubicación y configuración de los recorridos de golf influye decisivamente en el número y variedad de especies presentes. Hace un año, varios expertos del proyecto BioGolf explicaban cómo el CNG, con una menor masa arbórea que los otros tres clubes, constituía para las aves un lugar al que acudían para alimentarse, pero no para pernoctar o construir sus nidos.

En función de la idiosincrasia de cada campo, los miembros del proyecto BioGolf han diseñado actuaciones específicas para cada uno de ellos. Así, la instalación de cajas nido para aves ha sido más abundante en unos que en otros; en aquellos en los que la masa arbórea no daba lugar a convertirlo en un lugar de cría, se ha optado por potenciar su papel como zonas de alimentación, instalando comederos para distintas especies.

 

Mamíferos grandes y pequeños

 

Los miembros del equipo de BioGolf se han servido de diversas técnicas para el inventariado de especies. Un método muy utilizado en el caso de mamíferos ha sido el vídeo-trampeo, gracias al cual se han obtenido imágenes que muchos jugadores de golf no imaginarían ver en su campo, como parejas de zorros buscando alimento para sus camadas o incluso ginetas, como las que se divisaron en Lomas-Bosque. Además, se hallaron ejemplares de garduña, turón, nutria, liebre, conejo, ardilla... y también visones americanos, una especie que no es autóctona y cuya presencia en los campos sólo se explica porque hayan podido escapar de granjas de cría.

En el inventariado también figuran especies que, en principio, resultan nefastas para cualquier gestor de un campo de golf: los micromamíferos, entre los que se encuentran musarañas, ratones de campo, ratas de agua... y el temido topillo común (del que sólo se libró Golf Aranjuez).

Precisamente desde BioGolf se ha querido destacar la importancia de proteger la fauna y flora de los campos de golf y de introducir iniciativas que contribuyen a controlar de forma natural la población de algunas especies que pueden dañar los recorridos. Fernando Garcés, de la empresa GREFA, encargada de la introducción de aves rapaces en los campos de golf, explicaba las ventajas de especies como el cernícalo, “roericidas naturales” que limitan la presencia de ciertas plagas de roedores. En el trabajo realizado por Traverso, además, se incluye la introducción de cajas nido específicas para rapaces nocturnas y quirópteros (murciélagos), que contribuyen a mantener a raya a insectos y roedores.

La instalación de cajas nido para aves (entre ellas, muchas insectívoras) y su posterior seguimiento ha tenido un resultado que Traverso califica de “muy positivo”. El índice de ocupación de esas cajas llega al 67% en casos como Golf Aranjuez y al 65% del RCG La Herrería. Obviamente, la masa arbórea y la ubicación de estos dos clubes ha propiciado que las aves se hayan establecido en estos nidos. El seguimiento del comportamiento de cría ha arrojado también cifras nada desdeñables, como son los 344 pollos anidados del RCG La Herrería.

Los resultados obtenidos hasta ahora vienen a refrendar que los campos de golf pueden jugar un papel muy importante como entornos para alojar biodiversidad, y éste es un objetivo mucho más ambicioso que el de tratar de minimizar el impacto ambiental.  El programa BioGolf entra ahora en una fase de expansión de su implantación, que podría llegar más allá de los límites de la Comunidad de Madrid y favorecer la calidad medioambiental y la imagen del golf en toda España

 

Boletín Club Manager Spain

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

Para entrar en el formulario de suscripción haga clic aqui.

Buscar

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches
CMS y CMAE

Login Form