Viernes 22 de Junio de 2018
CMS Consulting
BannerBlogPalabras

Un gimnasio en el club, ¿por qué y cómo instalarlo?

 

Sea cual sea nuestra principal oferta como club (tenis, golf, padel…), parece inevitable que, dada la idiosincrasia de un club deportivo, brindemos también a nuestros usuarios un espacio de fitness. Y es que  este tipo de instalación se ha hecho prácticamente inevitable. Ya no sólo en clubes deportivos, sino en cualquier ‘negocio de ocio’ como hoteles, e incluso en centros de trabajo. Ahora bien, ¿cuánto cuesta una instalación de este tipo y cómo podemos alojarla en nuestra casa club?

 

 

El gimnasio es una de las instalaciones deportivas que más se ha popularizado en los últimos años. La demanda ha crecido de tal forma, que ha ‘invadido’ todo tipo de lugares y centros de ocio y negocio. Por ejemplo, son muchos los hoteles que incluyen en su oferta la disponibilidad de un gimnasio o Health Club. De hecho, según nos cuenta Gustavo Gargallo, director de Image Fitness, esta instalación “se encuentra entre las tres ofertas de tiempo libre hoteleras más deseadas”. Gargallo se refiere a los resultados de la investigación Alojamiento y Mercado, que halló que esas tres ofertas más demandadas son el servicio de habitación (32,3 por ciento), un centro de negocios (30,3) y un Health Club (24,2 por ciento).


 Un gimnasio constituye una oferta de tiempo libre muy demandada, y más aún lo será en un club cuya idiosincrasia es ofrecer unas instalaciones dedicadas al deporte: golf, tenis, natación… De hecho, muchos clubes incluyen también entre sus instalaciones un gimnasio, que puede consistir en un gimnasio propiamente dicho o en un espacio que incluya, además,  zona de aguas o spa, lo que en conjunto recibe el nombre de Health Club.

 

 

 


Obviamente, si nuestra filosofía como club es la práctica de un determinado deporte, no resultará fácil que nos lancemos a la aventura de instalar un gimnasio sin antes tener ciertos conocimientos de qué requiere y cómo se diseña. Afortunadamente, existen empresas que pueden realizar el proyecto de forma íntegra: desde el acondicionamiento de una sala hasta la instalación de los pertinentes aparatos de gimnasia. Ésa es al menos la filosofía del departamento de Image Solutions que se gestiona desde Image Fitness. “Gestionamos todo el proyecto e incluso disponemos de módulos para gestionar el día a día de un gimnasio de forma externa”, explica Gargallo.

Qué tipo de espacio necesitamos

 Para empezar, la pregunta es inevitable: ¿cuánto espacio requiere un gimnasio? Eso dependerá del número de usuarios que vamos a albergar. Pero, para hacernos una idea, en opinión de Gustavo Gargallo, “en unos 40 metros cuadrados podemos tener un gimnasio bastante completo”, y eso con una inversión de, como mínimo, 40.000 euros. Esta superficie ‘mínima’ serviría para ofrecer un servicio ‘correcto’, ya que este espacio no admite a un gran número de usuarios.

 

 

Debe de contemplarse, en todo caso, como un complemento a nuestra principal oferta deportiva, pero nunca como una instalación rentable por sí misma. “Para que un gimnasio sea rentable –explica Gargallo-  debe de tener 100 metros cuadrados o más”. ¿Y qué precio tendría equipar una superficie de estas características? Según Gargallo, “la inversión rondaría los 250.000 euros”.


La ventaja de este tipo de instalaciones es que requieren de muy poco tiempo y obras. Como asegura  Francisco Font Albiol, gerente de F&H Fitness Equipaments, “si disponemos de una estancia espaciosa, con la mayor cantidad de luz natural posible y bien ventilada”, podremos disponer de un gimnasio totalmente equipado en pocos días. Si el proyecto es más complejo o ambicioso, el tiempo se puede prolongar. El proyecto de un gimnasio deberá contemplar una zona de vestuarios y otro tipo de equipación complementaria. Pero la fase final, en la que instalamos el equipamiento deportivo y aparatos de gimnasia, se reduce a pocos días.


Gargallo recomienda no obstante actuar con método y evaluar con precisión qué tipo de instalación deseamos y de qué condiciones partimos: “Si tenemos un espacio diáfano, que es lo único que requiere una instalación de este tipo, primero montaremos el suelo deportivo y, a continuación, instalaremos las máquinas. Eso puede llevar dos meses. Si añadimos vestuario y salas de clases colectivas, todo el proyecto podría alargarse un año”.


 Así, lógicamente la inversión en máquinas es la más cuantiosa de todo el proyecto. Y por eso es en este aspecto donde deberemos meditar mucho nuestras decisiones. ¿Es útil comprar los aparatos de gimnasia? Según Gustavo Gargallo, “lo recomendable es optar por el renting”.

 

 

En efecto, las empresas fabricantes de este tipo de productos renuevan todos sus modelos cada 4 ó 5 años. Y es que, al margen del desgaste que pueden sufrir los aparatos de fitness, esta industria está en constante evolución y cada cierto tiempo se diseña maquinaria más sofisticada.


No obstante, si decidimos adquirir los aparatos y equipamiento necesario, la industria del sector ofrece igualmente planes “renove” similares a los de la industria del automóvil.


“Por supuesto, la vida útil de estos aparatos es bastante mayor que ese periodo de tiempo de 4 ó 5 años–aclara Gargallo-, pero resulta recomendable renovarlos antes si no deseamos que el gimnasio ofrezca una imagen de dejadez y si queremos brindar una oferta actual”.


“Hoy día se han mejorado mucho las prestaciones técnicas de este tipo de aparatos –explica Font Albiol-, se ha mejorado también la biomecánica de los aparatos, la funcionalidad, la ergonomía, el diseño…”


Finalmente, a la hora de diseñar la equipación del gimnasio, deberemos tener en cuenta algunos aspectos importantes, como el perfil del usuario. Según Font Albiol, “la edad media es un factor a tener muy en cuenta. Por regla general, los usuarios menores de 40 años se inclinan hacia un entrenamiento enfocado a la musculación, mientras que a los usuarios mayores de esa edad les interesa más el entrenamiento cardiovascular, bien en aparatos o en clases colectivas”.

Seguridad para el usuario y “extras”

 No hay que olvidar que este tipo de instalaciones están estrechamente ligadas al concepto de bienestar y salud.  Por eso esta industria está sujeta a una estricta regulación, ya que cada modelo “debe cumplir con una normativa específica que asegura la seguridad del usuario”, nos recuerda Font Albiol.


Claro que esta seguridad no dependerá únicamente de que los aparatos cumplan con una normativa. Para Gargallo, el nivel de exigencia para la gestión de un gimnasio podría ser aún más elevado: “Además del correspondiente certificado de seguridad o calidad de la maquinaria, la mayor garantía de seguridad es la monitorización individual de cada usuario por un licenciado en educación física que esté al frente del gimnasio”.


En definitiva, contar con un gimnasio entre nuestras instalaciones no resulta demasiado costoso ni requiere de procesos que se alarguen en exceso en el tiempo. La ventaja inicial es que sólo necesita de un espacio diáfano y la mayor parte de la inversión se centra en la adquisición de los aparatos de fitness. Una empresa especializada podrá proveernos según nuestras necesidades y el perfil del usuario (edad, intereses…). Contar con un monitor es algo imprescindible, ya que es el elemento que mejor garantiza la seguridad del usuario.


 A partir de aquí, nosotros mismos decidiremos qué tipo de gimnasio queremos tener en nuestro chalet social. Si vamos más allá y enfocamos este proyecto como una de nuestras principales ofertas deportivas o como un valor añadido para el club, se hará inevitable prestar atención a otro tipo de ‘complementos’ muy valorados por el usuario de un gimnasio. Sobre todo, debemos contar con un buen equipo audiovisual. Y si concebimos este proyecto como un espacio integral de deporte, ocio y salud, la opinión de un experto, en este caso Gustavo Gargallo, es contundente: “Hoy día lo que más demanda el usuario de un gimnasio es que éste vaya acompañado de un spa”.

Boletín Club Manager Spain

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

Para entrar en el formulario de suscripción haga clic aqui.

Buscar

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches
CMS y CMAE

Login Form