Mi茅rcoles 15 de Agosto de 2018
CMS Consulting
BannerBlogPalabras

Trofeos, la estela de plata de la historia de un club

De plata, los más clásicos; de alpaca, bronce, cristal… Los trofeos forman parte sustancial de la vida de cualquier club deportivo. También en este caso, para el gerente es importante poder contar con proveedores rápidos y eficaces.

Un club deportivo no sería un verdadero club deportivo sin competiciones. Y ninguna competición parecería una auténtica competición sin su correspondiente entrega de trofeos. Así los trofeos, objeto de deseo de cualquier deportista, son también uno de los bienes consumibles que el gerente de un club debe conseguir para cada entrega de premios.

Luis Gómez Echeverría dirige una joyería-platería especializada en trofeos deportivos. En su opinión, un club debe buscar una buena relación calidad-precio, “de hecho, es lo que más valoran los directores de los clubes; pero también un buen servicio”. Sobre todo porque, todos lo sabemos, el gerente tiene que atender a tantas cosas que, en ocasiones, se le puede pasar por alto que hay una tercera categoría de señoras o que se ha prometido un trofeo a la bola más cercana a bandera o… “Para todo ello, lo más importante es contar con un proveedor de confianza, capaz de atender las necesidades de última hora y de conservar una relación precisa y exacta de todos los trofeos o que se le han hecho en el pasado”, explica Luis Gómez. “Nosotros, por ejemplo, en Madrid, podemos entregar trofeos en el plazo de dos horas, porque lo hacemos todo nosotros, no dependemos de ninguna empresa externa. Si se trata de un club que está fuera, el plazo se alarga un poco más: lo que tarda Seur en llegar al destino”.

 

Lo clásico sigue triunfando

 Parece que las modas no dejan excesiva huella en los trofeos deportivos. Los diseños se actualizan pero, “en definitiva, los trofeos tradicionales son los más valorados. Nosotros nos decantamos por los diseños clásicos y sencillos, sin extravagancias y creemos que siempre es preferible la sobriedad a los excesos, que muchas veces terminan por resultar, sencillamente, horteras”. Sin embargo, y dentro de la tradición, las formas y los modelos se van actualizando constantemente.

En cuanto a los materiales, el más utilizado y el más demandado sigue siendo la plata. “Los clubes importantes admiten únicamente trofeos de plata. En otros casos, cuando el presupuesto no es suficiente, se entregan trofeos de alpaca o de bronce”.

Pero existen trofeos realizados en otros materiales, como el aluminio o el cristal, muy utilizado en los últimos años y que permite también una amplia gama de posibilidades. Pero Gómez Echeverría ha realizado incluso trofeos en oro, “No es lo normal, porque el oro es mucho más caro y más denso y su precio puede resultar muy alto. Un trofeo de oro puede costar alrededor de 12.000 euros. Nosotros hemos fabricado uno para una competición de Polo, otro para la Copa de Oro de La Toja y al menos otro más para una competición de arquitectos”.

De hecho, se crean trofeos diferentes para distintas modalidades deportivas. La mayoría de los fabricantes de trofeos ofrecen trofeos adaptados a cada una de ellas, introduciendo, en muchos casos, elementos alegóricos al deporte en concreto: palos o bolas de golf; raquetas de tenis, etcétera. “Sin embargo”, explica Luis Gómez Echeverría, “es en golf, pádel y polo donde más trofeos se entregan. El motivo puede ser el poder adquisitivo de los clubes o el hecho de que, al ser deportes individuales, en los que caben diferentes categorías, el número de premios se multiplica”.

En cuanto a la personalización, no hay límites: se puede crear el trofeo que se quiera, siempre, claro está, teniendo en cuenta que resulta bastante más caro. “En muchas ocasiones, se utiliza el bronce para los trofeos personalizados, porque lo que encarece la mano de obra y el trabajo, se abarata con el coste del material”, explica Gómez Echeverría.

 

 


 

Para todos los gustos y para todos los bolsillos

Se podría, incluso, crear un trofeo tan emblemático como la jarra del Open Británico, aunque “nadie nos ha encargado nada semejante. Hay que tener en cuenta que un trofeo así lleva mucha hechura y sale muy caro y lo normal es que se prefiera entregar nueve o diez copas en un torneo que una sola, aunque sea mucho más llamativa”.

A partir de 70 u 80 euros se pueden adquirir trofeos de plata que se irán encareciendo a medida que se vaya añadiendo más trabajo, más peso, más cantidad de plata… Pero, para clubes más modestos o para competiciones infantiles, por ejemplo, suelen emplearse trofeos de alpaca, sensiblemente más baratos (a partir de los 25 o 30 euros).

Además de la típica copa, una bandeja, una placa, un cenicero… cualquier objeto sobre el que se pueda grabar, sobre el que pueda quedar constancia de lo que representa ese premio, puede ser objeto de convertirse en trofeo. De hecho, son muchos los clubes que se decantan, al menos en alguna ocasión, por placas o bandejas o, incluso, otros objetos de joyería, como pasacorbatas, alfileres de señora, etcétera.

Lo cierto es que  Gómez Echeverría, una joyería que inauguró el abuelo de Luis hace más de 70 años, lleva casi 30 fabricando trofeos deportivos y trabaja con numerosos clubes de toda España: desde La Moraleja, Puerta de Hierro, el RACE o la RSHCC en Madrid, hasta Las Palmas , Fuerteventura o Santa María Polo, así que conocen bien las necesidades de los clubes en este sentido y “hacemos todo lo que está en nuestra mano por adaptarnos a ellas, tanto en tiempos, como en presupuestos y servicio”.



Joyería Goméz Echeverría, especialistas en trofeos deportivos desde hace 30 años.

C/ Barquillo, 9

Tel.: 91 521 00 86

Esta direcci贸n electr贸nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Bolet铆n Club Manager Spain

驴Desea suscribirse a nuestro bolet铆n?

Para entrar en el formulario de suscripci贸n haga clic aqui.

Buscar

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches
CMS y CMAE

Login Form