Sábado 20 de Enero de 2018
CMS Consulting
BannerBlogPalabras

Por qué el césped artificial va ganando terreno

El ahorro en los gastos de mantenimiento, su durabilidad y la posibilidad de un uso intensivo ha hecho del césped sintético un producto cada vez más habitual en todo tipo de instalaciones deportivas. Campos de fútbol, rugby, golf… La facilidad y el bajo coste del mantenimiento del césped sintético, así como su mayor ‘resistencia’ en superficies que acogen un elevado ‘tráfico’ de usuarios lo han convertido en una solución muy rentable. El progreso de la industria a la hora de mejorar este tipo de superficie logra paulatinamente vencer la resistencia de los jugadores y aficionados.

 

El césped artificial parece haber vencido las reticencias de usuarios y jugadores de muchos deportes. Los avances a la hora de producir una superficie de comportamiento muy similar al césped natural, combinado con las ventajas de este tipo de producto, han hecho del césped sintético un componente imprescindible en la mayoría de instalaciones deportivas, bien como elemento básico de toda una instalación, bien como complemento en determinadas zonas de la misma.


A grandes rasgos, este tipo de superficie presenta tres ventajas:

 

1. Permite un mayor ‘tráfico’ de jugadores y es más duradero.

Zonas calvas, charcos, desniveles, la necesidad de dejar descansar la superficie después de una competición para que ésta se recupere... Sobre un campo de césped artificial, sin embargo, un equipo de fútbol puede entrenar durante todo el día. También por esta razón se ha convertido en la superficie más empleada en tees de campos de golf y en las escuelas de golf, donde se registra un gran número de usuarios al día.

2. Apenas sufre con los cambios de clima.

El césped artificial, convenientemente instalado sobre una base de hormigón y arena, drena perfectamente en tiempo húmedo.

3. Resulta sencillo de mantener.

Requiere, como el césped natural, de unas ciertas tareas de mantenimiento, pero mucho menos frecuentes y relativamente sencillas y menos costosas.


En campos de fútbol, rugby, etcétera, de categorías inferiores, se ha revelado como la solución idónea para mantener una instalación con escaso presupuesto y acoger, a diario, un gran número de entrenamientos y usuarios en general. En las escuelas de golf, es el material empleado preferentemente en los boxes o líneas de tee y en los hoyos cortos.  Obviamente, lo que no resulta ni rentable ni razonable es construir 18 hoyos únicamente a base de césped artificial, ya que resulta costoso y tiene un impacto ambiental muy elevado, impacto que se ve muy reducido cuando se utiliza exclusivamente en zonas estratégicas.

 

El ‘rey’ del putting green

 “Nuestra superficie de putting green ofrece una experiencia totalmente idéntica al del césped natural”, afirma Louie Brehm, gerente de Southwest Greens, empresa especializada en instalación de césped sintético. Para avalar su afirmación, Brehm recuerda que su empresa ha instalado un putting green “en la casa de los padres de Sergio García en Castellón”.

De hecho, los domicilios particulares constituyen una parte importante del negocio. Su empresa ha logrado en este campo rentabilizar la creciente afición al golf. Debido a la fácil instalación y a las mínimas necesidades de mantenimiento, el césped sintético ha encontrado en los hogares un ámbito ideal. La instalación de este tipo de superficies en los domicilios particulares presenta las mismas ventajas que en un club. “Instalar greenes o tees es algo que se realiza en muy poco tiempo –explica Brent–. En uno de nuestros últimos trabajos (para un prestigioso club de Madrid) tardamos sólo dos días en instalar 16 metros cuadrados en cada tee de la zona de hoyos cortos”.

Lo cierto es que, como ocurre con el césped natural, la instalación del artificial también requiere una obra compleja, no se trata simplemente de ‘alfombrar’ una superficie. Hay que asegurarse de crear una zona con un drenaje adecuado y una superficie óptima para el juego: “Para los tees –cuenta Brehm– empleamos hormigón y piedras, la misma base que para asfaltar una carretera, de esta forma aseguras un drenaje adecuado; para los greenes, la base es de caucho y se rellena con arena de sílice”.

Una vez instalado, la ventaja es el mantenimiento, algo que trae siempre de cabeza a cualquier profesional del sector.  “En una escuela de golf, esta tarea de mantenimiento se hace dos veces al año; en un domicilio particular, basta con hacer una revisión una vez cada dos años”.

Las necesidades de mantenimiento derivan, sobre todo, de que los greenes tienden a acelerarse, la hierba acaba por compactarse y la bola rueda demasiado rápido. Hay que “peinar” la hierba de los greenes y remover el relleno de arena. Pero se trata de una labor que requiere muy poco tiempo.

 

La percepción del usuario

 Estas ventajas que nos muestran los expertos del sector no servirían de mucho si la sensación que ofrece el césped sintético para el jugador se alejase demasiado de la que provoca el césped natural. Según Louie Brehm, en los últimos años “la percepción por parte del usuario ha mejorado mucho, y ha sido gracias a la investigación y el empleo de nuevas fibras que ofrecen una sensación muy similar a la que proporciona el césped natural”.

“Al principio –explica Brehm– nadie quería césped artificial, pero ahora, por nuestra experiencia, la mayoría de los usuarios se ha convencido. El público recibe mejor los productos sintéticos; es más, ha llegado un punto en el que el usuario es capaz de diferenciar cuándo se trata de un producto de calidad y cuándo no”. Tal vez sea ésta la razón por la que el césped sintético gana cada vez más terreno, y lo hace en todos los ámbitos de ocio: “Últimamente estamos instalando zonas de putting green en numerosos hoteles –cuenta Brehm– y no sólo en hoteles que se promocionan por la oferta de golf, sino en establecimientos que no están directamente relacionados con este deporte”.


Para más información:

www.southwestgreens.es

 

Boletín Club Manager Spain

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

Para entrar en el formulario de suscripción haga clic aqui.

Buscar

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches
CMS y CMAE

Login Form