Domingo 25 de Febrero de 2018
CMS Consulting
BannerBlogPalabras

¡Que no te roben tu contraseña!

El físico norteamericano Clifford Stoll (conocido por descubrir, en 1986, a uno de los primeros hackers de la historia) escribió: “Trata tu contraseña como tu cepillo de dientes, no dejes que nadie más la use y cámbiala cada seis meses”.Estas son las claves para ayudarte a que nadie pueda robar tus contraseñas.

Cada vez son más los sitios para los que necesitamos una contraseña: las cuentas del banco, la web de la empresa, las webs de correo electrónico, esta misma web… Hemos de reconocer que la tentación de utilizar una misma contraseña para todos los casos es grande y que, una vez que la hemos aprendido y nos sentimos cómodos con ella, olvidamos cualquier intención de cambiarla.

No son, desde luego, las mejores prácticas. A estas alturas, los “ciberdelincuentes” se pueden hacer con tu dirección de email, tu contraseña habitual, las respuestas a tus preguntas de seguridad que, lo mismo que las claves, tienden a ser reutilizadas… y podrían acceder a casi toda tu vida cibernética.

Hace unas semanas, en un informativo se propuso a un experto en seguridad informática que encontrara la clave que utilizaba el redactor: tardo pocos segundos en desvelarla. Si puede hacerlo un experto en seguridad, puede lograrlo también alguien con peores intenciones.

Así pues, primer consejo, nunca es buena idea utilizar la misma contraseña para acceder a múltiples páginas web. Es preferible crear una clave única para cada uno de los sitios a los que se accede. Más adelante ofrecemos algunos consejos para que no sea imposible recordarlas.

Cómo no deben ser las claves

En primer lugar, los expertos ofrecen algunos consejos sobre cómo no deben ser las  contraseñas:

  • No se deben utilizar palabras del diccionario
  • Tampoco se debe emplear información personal: nombres, fechas de cumpleaños, edad, números de teléfono, nombres de mascotas, equipos de fútbol o cualquier otra cosa relacionada contigo mismo.
  • No uses la misma contraseña para propósitos diferentes. Los delincuentes informáticos roban las contraseñas de los sitios web que cuentan con muy poca seguridad y, a continuación, intentan usar esas contraseñas y nombres de usuarios en entornos más seguros, como los sitios web de los bancos.
  • No utilices palabras escritas al reves o con errores de ortografía comunes o abreviaturas.
  • No utilices secuencias de caracteres o caracteres repetidos. Por ejemplo: 12345678, 222222, abcdefg o letras adyacentes del teclado.

 

Cómo deben ser las contraseñas

 

Microsoft ofrece algunos consejos muy interesantes para crear contraseñas seguras. Vamos a resumirlos:

  • Es preferible utilizar, como mínimo ocho caracteres.
  • Cambia las contraseñas con regularidad. Es preferible establecer un recordatorio automático para cambiar las contraseñas de tus sitios web de correo electrónico, banco, tarjetas de crédito… cada tres meses aproximadamente.
  • Cuanta mayor sea la variedad de caracteres que contiene la contraseña, mejor. Ten en cuenta que el software de robo de contraseñas comprueba automáticamente las conversiones comunes de letras a símbolos, como el cambio de "y" por & o de "mas" por +.
  • Usa la totalidad del teclado, no solo las letras y los caracteres que se usan o se ven con mayor frecuencia.
  • Cómo crear una contraseña segura y que se pueda recordar:
  • Prueba la contraseña con un “comprobador de contraseñas” de los que se pueden encontrar en Internet.
  • Proteje tus contraseñas de los curiosos. Está claro que la forma más sencilla de recordar las contraseñas es escribirlas; puedes hacerlo si, después, las guardas en un lugar seguro.

Existen diferentes formas de crear contraseñas largas, complejas y, a la vez, sencillas de recordar. Microsofo ofrece el siguiente método:

 

Boletín Club Manager Spain

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

Para entrar en el formulario de suscripción haga clic aqui.

Buscar

golfindustria.es
PHG Hoteles
Les Roches
CMS y CMAE

Login Form