Miércoles 25 de Abril de 2018
CMS Consulting
BannerBlogPalabras

Opinión: ¿Autónomos o en plantilla?

PromophotoInteresante editorial el de Carlos Roca, presidente de la Asociación de Profesionales de Golf de España, en el número 64 de su revista oficial. Resumiendo, reclama que los clubs contraten a los profesores de golf como empleados asalariados, y se lamenta de que no se hace así porque no se les percibe como parte de la solución estratégica para cambiar la situación actual de pérdida de jugadores.

Por Daniel Asís

Sin embargo yerra -desde mi modesto punto de vista- cuando relega la situación del profesor de golf autónomo con respecto a la del director del club, contratado con un sueldo fijo y, al parecer, en una posición de privilegio. La realidad no refleja una situación cómoda para nadie vinculado profesionalmente al sector del golf, que ha crecido demasiado deprisa sobre una base más endeble que el barro, y enclavado en el epígrafe de los gastos prescindibles en momentos de recesión.

Los clubs sociales son los que disfrutan de mayor estabilidad (que no crecimiento), pero también son los que menos recorrido ofrecen de cara a fomentar la afición al golf y, por tanto, a multiplicar el trabajo de los profesores.

El problema se acentúa en los campos comerciales, en los que no sólo es difícil captar jugadores sino más aún fidelizarlos y animarlos a que traigan a su familia a aprender a jugar. Muchos de esos campos son una bomba de relojería hoy, con el consiguiente peligro laboral para todos cuantos trabajan allí.

Sí estoy de acuerdo en que la gerencia de los clubs y los profesores… y los empleados de cualquier departamento, y la propia junta directiva o el consejo de administración, deben reconvenir cuáles deben ser los objetivos a alcanzar. Y los medios para lograrlos. El esfuerzo de los profesores de cualquier actividad que ofrezca el club o el campo tiene que estar orientado a objetivos claros, factibles y mesurables, e integrarse dentro de una estrategia en la que todos se sientan amparados y apoyados por el esfuerzo común.

Con respecto a cobrar un fijo, o una cantidad variable… sospecho que la nueva reforma laboral no da más garantías de continuidad al asalariado que al autónomo. Casi diría que al contrario, ya que el autónomo tiene en su mano la posibilidad de dirigir su esfuerzo en la dirección y con la intensidad que considere oportuno (si le imponen ciertas limitaciones a su autonomía sería un asalariado encubierto). Lo mejor del artículo, la aseveración de que “la PGA de España está apostando por aportar a su colectivo una importante mejora en materia de formación, contribuyendo con ello a la excelencia y calidad de los servicios ofrecidos por el propio campo de golf”.

Si eso funciona será un impulso muy positivo para el sector y la mejor garantía de continuidad para los profesores de golf.

Si hay algo cierto en la economía es que, al final del día, cada uno de nosotros valemos tanto como cueste sustituirnos.

 

Boletín Club Manager Spain

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

Para entrar en el formulario de suscripción haga clic aqui.

Buscar

PHG Hoteles
Les Roches
golfindustria.es
CMS y CMAE

Login Form